Análisis – La Tierra Media: Sombras de Guerra

Sombras de Guerra es la secuela del exitoso La Tierra Media: Sombras de Mordor de 2014. Esta segunda parte recoge lo mejor del juego original y lo lleva más allá, haciendo de él un muy digno sucesor. Tiene un sistema de lucha muy dinámico, una historia bastante decente y mecánicas muy interesantes.

Historia (sin spoilers)

Esta secuela continúa la historia donde la dejó la anterior entrega. Talion, un montaraz encargado de la vigilancia de la Puerta Negra de Mordor, acaba asociado con el espectro de Celebrimbor, que en su día ayudó a forjar los Anillos de Poder. Juntos se dedican a reclutar un ejército de orcos renegados para plantar cara a Sauron en su propio territorio.

Entre los personajes secundarios de esta entrega destaca Ella-Laraña, la poderosa hija de Ungoliant. En el juego adopta forma humana para interactuar con los protagonistas y tiene una subtrama con su línea de misiones.

Además deberemos enfrentarnos directamente a los nueve Nazgûl, capitaneados por el poderoso Rey Brujo, señor de Minas Morgul. En este caso los guionistas del juego se han permitido la licencia de poner cara y nombre a alguno de ellos más allá de lo narrado en los libros de Tolkien. Aunque esto es algo a lo que los fans del autor nos vamos habituando.

Talion con el Monte del Destino tras él
El montaraz Talion con el Monte del Destino tras él

Mundo del juego

El juego tiene lugar durante la Tercera Edad del Sol de Arda. Entre el momento en el que el Anillo Único fue a parar a las manos de Bilbo Bolsón, y la destrucción de éste a manos de Frodo.

El mapa incluye íntegramente la inhóspita tierra de Mordor a una escala considerable. Está bastante detallado teniendo en cuenta que no es una región excesivamente poblada. Por todos lados podemos encontrar ruinas y asentamientos llenos de orcos que deambulan e interactúan entre ellos.

Consta de cinco regiones individuales: Citith Ungol, Gorgoroth, Minas Ithil / Minas Morgul, Nurnen y Seregost. En cada una de ellas hay una fortaleza que debemos conquistar.

Para poder desplazarnos rápidamente debemos ir desbloqueando los Haedir, situados en torres distribuidas por todo el mapa.

Hay cuatro tipos de coleccionables en el juego:

  • Ithildin: Partes de un poema que nos permite desbloquear una pieza de equipo legendario del set del Señor de la Luz.
  • Recuerdos de Ella-Laraña: Una vez completados desbloquean una breve cinemática y tendremos acceso a la habilidad de invocar arañas.
  • Artefactos Gondorianos: Al encontralos ganaremos experiencia y escuchamos una breve narración sobre la historia de Gondor y Mordor.
  • Misiones de Sombras del Pasado: Breves misiones en las que revivimos gestas realizadas por Celebrimbor en vida. Sus recompensas varían según cuántos de los objetivos especificados cumplamos.
Un comandante orco frente a una fortaleza
Un comandante orco frente a una fortaleza.

Jugabilidad

Es un juego en tercera persona con muchos elementos (como el parkour y el sigilo), que nos recuerdan a la saga Assassin’s Creed. En este caso el protagonista puede saltar desde cualquier altura sin sufrir daño o desplazarse grandes distancias en una fracción de segundo asesinando distintos enemigos.

El sistema de combate es muy dinámico y está lleno de opciones que se van incrementando según vamos subiendo de nivel al personaje y completando misiones. Talion puede llegar a montar y combatir sobre las distintas bestias de Mordor: Caragors, gigantescos graugs, e incluso dragones. Además puede matar a distancia usando arquería élfica, invocar alimañas en su ayuda y tener un guardaespaldas orco..

Lo más llamativo es el sistema Némesis: El juego genera enemigos aleatorios con su propio aspecto, personalidad y clase. Hay infinidad de posibilidades y la sensación de variedad de enemigos importantes es abismal. Podemos subyugarlos para que se unan a nuestra causa o eliminarlos, enfrentarlos en pozos de pelea, usarlos como guardaespaldas… Algunos podrán podrán morir definitivamente y otros volverán con nuevos rasgos para vengarse de nosotros.

Los orcos podrán tenderte emboscadas, traicionarte o incluso salvarte la vida en el último momento. Todo este tipo de sucesos aleatorios le dan mucha vida al juego, al que puedes estar jugando tranquilamente 100 horas si te dedicas a mejorar tus orcos y fortalezas.

En cuanto a las misiones, hay varias tramas diferentes repartidas por las regiones de Mordor que según vayamos completando nos acercan al desenlace final. En ellas podemos encontrar algunas cinemáticas con gráficos del juego.

Sombras de Guerra tiene además actividades tanto en linea como en local que alargan las horas de entretenimiento mucho más allá de la historia principal y las tareas secundarias:

  • Pozos de pelea: En ellos puedes enfrentar a muerte a tus soldados contra orcos de distintos niveles creados por el sistema Némesis. Sea cual sea el resultado final de la pelea serás recompensado con equipo y experiencia. En caso de que tu orco pierda, tendrás la posibilidad de correr a dominar al orco vencedor para atraerle a tus filas.
  • Conquista online: El juego te permite atacar las fortalezas de otros jugadores con tus ejércitos. Si lo logras, subirás tu rango y recibirás equipo de calidad para ti y tus orcos.
  • Venganza online: Puedes dar caza a orcos que han derrotado a otros jugadores en sus partidas. Una vez los derrotes, puedes matarles o añadirles a tu ejército.

Requisitos del sistema

Requisitos mínimos

  • CPU: Intel Core i5-2300, 2.80 GHz / AMD FX-4350, 4.2 GHz
  • RAM: 6 GB
  • SO: Windows 7 SP1
  • Gráfica: Nvidia GeForce GTX 660 / AMD Radeon HD 7870

Requisitos recomendados

  • CPU: Intel Core i7-3770, 3.4 GHz / AMD FX-8350, 4.0 GHz
  • RAM: 12 GB
  • SO: Windows 10
  • Gráfica: Nvidia GeForce GTX 970 / AMD RX 480

La Tierra Media: Sombras de Guerra

7.7

Gráficos

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Historia

6.5/10

Pros

  • El sistema Némesis
  • Combate muy dinámico y fluido
  • Los asaltos a fortalezas

Contras

  • Los personajes son algo planos
  • Historia poco fiel a la obra de Tolkien

Compartir:

Entradas recomendadas: