Análisis de Age of Empires IV

Age of Empires 4 logra el equilibrio perfecto entre mantenerse fiel a la saga original y la innovación en ciertos aspectos del juego.

Lo primero que me llamó la atención cuando comenzó a aparecer información sobre Age of Empires IV fue su enorme parecido a la segunda entrega del juego. Age of Kings es uno de los títulos de estrategia que más he disfrutado, y la idea de revivir esa experiencia me pareció muy interesante.

Tras haberlo jugado debo decir que no me ha decepcionado. El nuevo Age of Empires cumple perfectamente a la hora de saber llegar a los antiguos seguidores de la serie, pero lo hace siendo también un juego actual y moderno que gustará igualmente a las nuevas generaciones.

Escenario

Age of Empires IV está ambientado en la Era Medieval. Durante la partida tendremos la capacidad de avanzar a distintos segmentos de este período creando edificios específicos que nos darán además acceso a nuevas tecnologías.

De esta forma, en los períodos iniciales estaremos limitados al uso de lanceros y caballería ligera, mientras que más tarde podremos reclutar otros tipos de unidad avanzados como cañones y arcabuceros.

En el momento de este análisis, Age of Empires IV dispone de diez civilizaciones que podemos elegir en la partida. Cada una de ellas cuenta con unidades, edificios y características singulares que le hacen diferente al resto. Por supuesto el diseño de los edificios y las tropas también varía de unas a otras.

Un poblado del Sacro Imperio Romano en Age of Empires IV.

Características

El juego es bastante similar a los anteriores títulos de Age of Empires. En la partida controlaremos a un número determinado de unidades civiles y militares con las que llevar a cabo una misión, que suele ser acabar con la ciudad del rival.

Para fortalecer nuestro ejército podremos desarrollar nuestro propio asentamiento con los recursos que obtendremos en el mapa. Estos nos permitirán construir nuevos edificios y reclutar más unidades. También podremos emplear nuestra riqueza en desarrollar nuevas tecnologías que nos permitan crear tropas más modernas, mejorar su equipamiento o recolectar recursos más rápidamente.

Los recursos del juego son cuatro: alimentos, madera, piedra y oro, y cada uno de ellos tiene una función en la partida. Mientras que los alimentos y la madera son casi ilimitados, la piedra y las minas de oro se terminarán con el tiempo, aunque podremos seguir consiguiendo estos materiales mediante el comercio.

Mina de oro y cantera en Age of Empires IV.
Varios aldeanos trabajan en una mina de oro y una cantera.

Ejércitos

Las unidades militares están divididas en cuatro tipos: infantería cuerpo a cuerpo, a distancia, caballería y máquinas de asedio. Cada una de ellas requiere de un edificio específico para su creación y mejoras. También existen construcciones, como la herrería, en las que tendremos la opción de investigar tecnologías que afecten a varios tipos de unidad.

Otro tipo de unidad son los sanadores, que serán civiles o militares dependiendo de con qué nación juguemos. Su capacidad para recuperar la salud de nuestras tropas puede ser determinante en la mayoría de batallas.

Además de los edificios militares y civiles, podremos construir muros y torres para defender nuestros asentamientos de los ataques enemigos.

El ejército ruso ataca un castillo en Age of Empires IV.

Interfaz y controles

Como es habitual en los títulos de este género, Age of Empires IV está diseñado para jugarse con ratón y teclado. Dispone de varias teclas y opciones rápidas para facilitar su manejo, y de funciones como crear grupos de unidades que posteriormente podremos seleccionar de forma inmediata con la tecla correspondiente.

Lo único que he echado de menos es algún tipo de opción para controlar la velocidad del juego o poder pausar la partida con la capacidad de repartir órdenes a nuestras unidades. Al tener que controlar todo en tiempo real, son muchas las veces que nuestras unidades quedan inactivas o expuestas a peligro.

La inteligencia artificial del juego tampoco es especialmente brillante, y nos permite por ejemplo tender trampas a los enemigos con unidades a distancia para derrotarles con facilidad.

Universidad rusa en Age of Empires IV.
La universidad es uno de los edificios que nos permiten mejorar nuestra tecnología.

Campaña

Age of Empires IV dispone de cuatro campañas basadas en diferentes conflictos históricos. Cada una de ellas está compuesta de varios capítulos que a su vez representan batallas reales.

Los episodios son por lo general bastante diferentes entre sí, y tanto los objetivos como la forma de llegar a ellos cambia de uno a otro. Gracias a estos factores la campaña no se hace nada repetitiva.

Al principio y final de cada capítulo podremos disfrutar de cinemáticas que combinan vídeo real con partes generadas por ordenador. En ellas una narración en español nos cuenta los precedentes y las consecuencias de cada batalla. Dada su gran calidad, estas pequeñas películas dan un importante valor añadido al juego de cara a la inmersión en la historia.

Una vez finalicemos cada capítulo desbloquearemos también pequeños documentales sobre la Era Medieval.

Aspecto de las cinemáticas de Age of Empires IV.
Las cinemáticas muestran también algunas ilustraciones de época.

Multijugador

Además del modo campaña, en el juego tenemos la opción de disputar batallas individuales en las que pueden tomar parte hasta cuatro participantes ya sean humanos o IA. También existe una opción PVP clasificatoria en la que nos iremos midiendo con jugadores cada vez más habilidosos.

Gráficos y sonido

Dentro del apartado gráfico lo que mejor luce son las cinemáticas de la campaña. Los gráficos dentro del juego cumplen perfectamente su función, pero tampoco innovan demasiado.

El Castillo de York es atacado en una cinemática de Age of Empires IV.
La combinación entre vídeos de imagen real y personajes creados con ordenador de las cinemáticas es el aspecto visual más destacado del juego.

Duración

Completar las cuatro campañas históricas lleva alrededor de 30 horas, aunque el tiempo dependerá mucho de cada usuario, y de si se lanza pronto al ataque o mejora antes sus asentamientos y ejércitos al límite.

Conclusión

Age of Empires IV es un más que digno sucesor de los anteriores juegos de la serie. Aunque a algunos les parecerá poco innovador, mi sensación es que con él Relic ha buscado sobre todo no decepcionar a los antiguos fans, y en esto indudablemente cumple.

El trabajo realizado en las cinemáticas y demás contenido extra en vídeo merece una mención especial por su enorme calidad y el trasfondo que añaden al juego.

Análisis de Age of Empires IV

Age of Empires IV

Nuestra valoración:

8.5

Gráficos y sonido
8
Jugabilidad
8.5
Adictividad
8.5
Contenidos
9
Si este contenido te ha resultado interesante no dudes en compartirlo.
Foto del autor

Vothrax

Tras pasar por el Spectrum y el Atari me asenté definitivamente como gamer de PC en los 90. Desde entonces he disfrutado de cientos de juegos en mi plataforma favorita.En 2020 decidí crear PCGamia.com para participar de una forma más activa en el mundo de una de mis principales aficiones.

Deja un comentario