Análisis de Return to Monkey Island

Return to Monkey Island es un digno sucesor de las grandes aventuras que le preceden sin necesidad de abusar de la nostalgia.

Cuando me enteré de que habría un nuevo Monkey Island dirigido por Ron Gilbert me llevé una gran sorpresa. He perdido la cuenta de las veces que he buscado en Internet información sobre si el autor volvería a la saga, siempre sin éxito. Aunque los juegos que salieron ya sin él fueron realmente buenos, me incomodaba que Gilbert no pudiese continuar la que era su historia.

Posteriormente al anuncio surgieron en mi cabeza algunas dudas. ¿Y si Return to Monkey Island resultaba no ser lo que yo había esperado todos estos años? El cambio gráfico del juego no me convencía demasiado, y cabía también la posibilidad de que el título fuese solo a valerse de la nostalgia de los seguidores de la serie sin aportar nada nuevo.

Al poco de comenzar a jugarlo las dudas empezaron a disiparse. Estaba claro que este nuevo Monkey Island estaba hecho con ganas y una voluntad verdadera de ofrecer a sus seguidores una buena nueva historia de Guybrush Threepwood.

Guybrush y LeChuck en Return to Monkey Island.
Guybrush luchando contra el pirata zombi LeChuck.

Trama

La historia principal de Return to Monkey Island tiene lugar años después del resto de aventuras del protagonista. Prácticamente la totalidad de lo narrado en las obras en las que no participó Gilbert se da por bueno, y tiene un mayor o menor protagonismo en la trama.

Aunque el juego obviamente apela a la nostalgia de aquellos que disfrutamos de las primeras aventuras en nuestra niñez, lo hace con sutileza. La aventura es por tanto nueva y no un refrito de las anteriores. De hecho hasta he echado de menos algún cameo más de personajes y localizaciones de los anteriores juegos.

La historia se centra una vez más en la búsqueda del secreto de La Isla de los Monos, un misterio que pese a ser el que titula la serie, nunca ha sido desvelado.

La calidad de la trama, compuesta de cinco capítulos, es de un nivel similar a la de los anteriores juegos. Los que disfrutaron antaño con la serie volverán a hacerlo con esta nueva entrega.

Chucky y Guybrush con sus "padres".
El juego comienza exactamente donde concluye el segundo título de la serie.

Escenario

Aunque algunos de los lugares en los que tiene lugar el juego son nuevos, muchos son zonas que ya hemos podido visitar en los anteriores títulos, especialmente en The Secret of Monkey Island. La Isla de Mêlée particularmente esta hecha con la misma estructura que en la primera aventura, teniendo en cuenta también los años que han trascurrido de una historia a otra.

De igual forma que en el resto de la serie, en cada capítulo estaremos limitados a unas zonas concretas, y sólo en uno de ellos podremos desplazarnos con más libertad por varias de las islas del Caribe.

Guybrush pasea por la Isla de Mêlée en Return to Monkey Island.
Casi toda la Isla de Mêlée ha sido rehecha con gran fidelidad con respecto al primer juego.

Gráficos y diseño

Antes de la salida de Return to Monkey Island hubo una gran polémica respecto a su estilo gráfico. La apariencia de los personajes y escenarios dista bastante de lo que habíamos visto hasta ahora, y eso disgustó a muchos.

Personalmente considero que había mejores alternativas para el estilo del juego, pero eso no significa que el elegido sea malo. Aunque las pantallas mostradas durante los distintos adelantos puedan dar la sensación de que los gráficos no están hechos con suficiente esmero, una vez viéndolos en el juego puede comprobarse que no es así.

El aspecto gráfico está cuidado con un detalle considerable, aunque luego es cuestión de gustos que el estilo sea del agrado de cada uno.

El Mono de Mar II en Return to Monkey Island.
Un ejemplo del nivel de detalle de las ilustraciones del juego.

Interfaz y jugabilidad

Return to Monkey Island ha sido desarrollado usando el motor Dinky, creado especialmente para el juego e inspirado en el clásico Scumm.

Dinky ofrece una interfaz muy limpia que apenas muestra un par de gráficos en la pantalla y carece incluso de verbos para realizar las acciones del personaje. Para interactuar con los objetos sólo tendremos que pasar el puntero sobre ellos y se nos mostrarán entonces las opciones disponibles.

El inventario también está oculto y accederemos a él mediante un icono en la pantalla o con la tecla de acceso rápido.

Es de destacar también que aunque toda la parte visual, incluyendo los propios escenarios, están traducidos al español, el juego no cuenta con doblaje en nuestro idioma. Los diálogos aparecerán en forma de bocadillo sobre los interlocutores, y podremos mantener o quitar las voces en inglés.

Inventario en Return to Monkey Island.
Interfaz del inventario del juego.

Dificultad

Return to Monkey Island ofrece dos opciones de dificultad: una para disfrutar de la historia con puzles bastante básicos y otra en la que éstos son más complejos. Incluso usando el nivel difícil, los rompecabezas que tendremos que ir resolviendo para avanzar no son demasiado complicados y se mantienen al nivel habitual de la serie.

Al principio de la aventura recibiremos además un libro de pistas que podremos utilizar si nos atascamos en algún momento.

Libro de pistas de Return to Monkey Island.
El libro de pistas nos ofrecerá respuestas sobre cómo resolver las misiones en curso.

Actividades opcionales

Aunque el juego no dispone de misiones secundarias ni nada por el estilo, durante la partida hay acciones que podremos llevar a cabo o pasar por alto sin afectar a la misión principal. Tendremos la opción por ejemplo de devolver objetos que ya no necesitemos, o ayudar a algún personaje desinteresadamente. Muchas de estas actividades tienen ligados logros del juego.

Además, al comienzo de la aventura encontraremos una caja vacía de tarjetas de Trivial sobre la serie Monkey Island. Si nos fijamos en el entorno, podremos descubrir preguntas con las que llenarla y que podremos responder. Al hacerlo también conseguiremos desbloquear trofeos.

Guybrush encuentra una tarjeta de Trivial en la mansión de la gobernadora.
Guybrush encuentra una tarjeta de Trivial en la mansión de la gobernadora.

Duración

De igual forma que suele pasar con los títulos de este género, Return to Monkey Island es relativamente corto. Si nos centramos en la historia necesitaremos poco más de diez horas para completarlo. De hecho hay un logro que se obtiene superando toda la historia en menos de dos horas.

Conclusión

Return to Monkey Island es un juego en el que puede notarse la dedicación y cariño puestos en él por sus creadores. Ofrece además una buena historia que sabe apelar a la nostalgia de los antiguos jugadores de la serie sin que ésta sea su elemento central.

Más allá de si la elección de su estilo gráfico ha sido acertada o no, no dudo en que con los años pasará a ser una obra de culto como lo son sus predecesores.

Análisis de Return to Monkey Island

Return to Monkey Island

Nuestra valoración:

8.4

Gráficos y sonido
7.5
Jugabilidad
9
Historia
8.7

Nuestra reseña en vídeo

Análisis de Return to Monkey Island
Si este contenido te ha resultado interesante no dudes en compartirlo.
Foto del autor

Vothrax

Tras pasar por el Spectrum y el Atari me asenté definitivamente como gamer de PC en los 90. Desde entonces he disfrutado de cientos de juegos en mi plataforma favorita.En 2020 decidí crear PCGamia.com para participar de una forma más activa en el mundo de una de mis principales aficiones.