Ofertas de accesorios y hardware en PC Componentes

Guía para lograr la victoria en A Total War Saga: Troy

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a reescribir La Iliada.

Total War Saga: Troy tiene algunas peculiaridades con respecto a otros Total War que tendrás que tener en cuenta para concluir la campaña con éxito. En esta guía tienes algunos consejos para afrontar dificultades que encontrarás en la partida y que la gestión de tus tropas sea más llevadera.

1 – No tengas demasiados ejércitos.

El mantenimiento de las unidades es sin duda la mayor traba con la que hay que lidiar en A Total War Saga: Troy. Los héroes son necesarios para liderar a tus ejércitos, pero por cada uno de ellos que reclutes el coste total del mantenimiento de tus tropas se incrementará considerablemente.

Por lo tanto es mucho menos costoso tener pocos ejércitos con el máximo de tropas que muchos ejércitos menores o héroes sin ninguna unidad al cargo.

2 – Da un buen uso a los emisarios.

Según suban de nivel, los emisarios podrán desbloquear habilidades que les permiten abaratar el mantenimiento de los ejércitos a los que acompañen. Si dotas a tus principales ejércitos de emisarios con esta capacidad, ahorrarás muchos recursos.

Emisario en A Total War Saga: Troy.
Detalle de una de las habilidades del emisario para reducir el coste de mantenimiento de las unidades.

3 – Planifica tus conquistas.

Al principio del juego todo el mapa está repleto de pequeñas naciones sin mucha fuerza y es el mejor momento para ampliar tu territorio.

Cuando lo hagas, ten en cuenta que es adecuado que tus asentamientos estén medianamente cerca de tu capital para poder desplazarte rápido si necesitas defenderlos. Pero sobre todo, valora en qué recursos es rico cada asentamiento para tener una economía equilibrada.

Mapa de campaña de A Total War Saga: Troy.
Al lado del nombre de cada provincia podemos ver qué recurso podemos conseguir en ella.

Según avance la partida los recursos más necesarios irán variando. Mientras que al principio del juego la madera y el mármol son esenciales para desarrollar tus asentamientos, más adelante el bronce y los alimentos para mantener a tus tropas serán vitales.

Ten en cuenta también que al controlar todas las regiones de una provincia podrás usar ordenanzas que mejoren entre otras cosas la felicidad de su población o su recaudación de impuestos. Así que hacerse con las regiones restantes de las provincias que aún no domines del todo debe de ser una prioridad.

4 – Haz aliados.

El juego siempre se dirigirá ineludiblemente a que en un momento dado haya dos grandes facciones: la Griega y la Troyana. Busca desde el principio aliados poderosos de tu facción que te apoyen en las guerras y comercien de forma más justa contigo.

5 – Actualiza tus tropas.

Conforme la partida avance, tanto tu facción como el resto tendréis acceso a unidades de combate más poderosas. Intenta ir reemplazando las unidades básicas del principio del juego cuando tengas la oportunidad, o tus tropas tendrán muy poco que hacer frente a los ejércitos enemigos cuando empiece la guerra de verdad.

Extra: cómo hacer que los turnos avancen más rápido en A Total War Saga: Troy.

Si al igual que a mí cada cambio de turno en el juego se te hace eterno, hay un sencillo truco que puedes utilizar para acelerarlos:

En la esquina superior derecha existe una opción llamada «configuración de cámara». En ella puedes puedes elegir la velocidad de las unidades en el cambio de turno, que tipo de cámara usar y cuáles quieres o no ver.

Opciones de cámara en TW: Troy.
Opciones de cámara en A Total War Saga: Troy.

Por mi parte he puesto ambas opciones en «muy rápido» y «cámara estratégica». Los turnos siguen siendo algo largos, pero tardan bastante menos y no dejo de enterarme de lo que va pasando en el mapa de campaña.

Si conoces alguna estrategia que no hayamos incluido en esta guía de A Total War Saga: Troy puedes dejárnosla en los comentarios.


Consigue tus juegos más baratos en Eneba


¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo:

Entradas relacionadas: