Impresiones de la beta de Chivalry: Medieval Warfare II

El juego Chivalry: Medieval Warfare II nos ofrece un combate con grandes dosis de caos, gore y violencia.

Ordenadores de Gaming en PC Specialist

Finalmente ha caído en mis manos una beta del nuevo juego de lucha medieval de Torn Banner Studios. En este artículo narraré mis impresiones en Chivalry II, el bullicioso y violento juego de batallas medievales en primera persona.

Tutorial

Lo primero antes de adentrarnos de lleno en el juego es comprender las nociones de combate. Para ello Chivalry II dispone de un tutorial en el que practicaremos los diferentes movimientos ofensivos y defensivos que podemos utilizar.

El tutorial es bastante corto, y no sé hasta qué punto nos deja preparados para lo que vamos a encontrar después. El caso es que tras completarlo llega el momento de elegir nuestra facción y lanzarnos a la batalla.

Me ha sorprendido la complejidad y la enorme cantidad de movimientos del sistema de lucha. No es para nada el tipo de juego que podamos conseguir dominar en un día.

Asedio a una fortaleza en Chivalry II.
¡A la carga!

Servidores y tipos de partida

Chivalry II es un título íntegramente online y no tiene por tanto campaña ni modo de un jugador. Para empezar a jugar debemos de elegir uno de los muchos servidores disponibles o dejar al juego elegir por nosotros y, una vez dentro, intentar morir matando.

La abundancia de servidores repartidos por distintas zonas del mundo facilita enormemente que podamos tener una buena experiencia con poca latencia.

Por el momento hay dos tipos de partida: por objetivos o por puntuación de muertes. En el primero de ellos una de las facciones tendrá que defender zonas del mapa mientras que la otra las ataca. En el segundo, gana la facción que antes llegue a un número determinado de muertes.

Mis primeras impresiones de Chivalry II en la batalla

Tras elegir un servidor, aparecí en la partida corriendo hacia el enemigo usando el tipo de soldado por defecto: un alabardero con poca armadura.

Lo primero que me sorprendió fue lo caótico de la situación: un tremendo encontronazo entre los 64 soldados de ambas facciones, que enseguida pasó a ser una escena dantesca de cabezas y brazos volando, gritos y chorros de sangre.

Tras un par de intentos fallidos de atacar de frente a los enemigos, veo que mi tiempo empleado en el tutorial no ha valido de mucho, y me decido por intentar rodear y atacar por la espalda a algún enemigo despistado. Después de causar un par de bajas enemigas, el rodeado paso a ser yo, y la cabeza de mi personaje acaba sobrevolando el campo de batalla dando vueltas.

Cuerpos y gore en Chivalry II.
A ver quién limpia ahora esto…

El caso es que poco a poco me fui haciendo con qué ataques convenía utilizar en cada momento y cuándo bloquear o retirarme y la situación comenzó a ser menos vergonzosa.

También me tocó descubrir la importancia del «daño amigo» por las malas cuando mi personaje cercenó a un aliado que se disponía a atacar al mismo enemigo que yo. En el combate cuerpo a cuerpo me ha dado la sensación de que el daño amigo es casi inevitable, y solo cabe centrarse en hacer más daño a los rivales que a tus aliados.

Más adelante pude experimentar con otras clases de personaje, aunque, salvo el arquero y el uso o no de escudo, son todas bastante similares. Para desbloquear nuevas clases y subclases es necesario ganar experiencia dentro de las partidas que juguemos.

Conclusión

Chivalry: Medieval Warfare II es un juego entretenido, brutal, y lleno de gore y humor negro. Ideal para quitarse el estrés tras una jornada de trabajo.

Quizás el manejo de las habilidades de combate sea un poco complejo, pero mi sensación es que Torn Banner está consiguiendo crear exactamente el producto que buscaba con este título.


Ofertas en PC Componentes

Foto del autor

Vothrax

Tras pasar por el Spectrum y el Atari me asenté definitivamente como gamer de PC en los 90. Desde entonces he disfrutado de cientos de juegos en mi plataforma favorita.En 2020 decidí crear PCGamia.com para participar de una forma más activa en el mundo de una de mis principales aficiones.

¿Te ha gustado este artículo?

Si ha sido así te agradecemos que lo compartas.

Entradas relacionadas: